top of page

«Pensaba en quitarme la vida y la de mis hijos»


«Llegué a la edad adulta cargando con la depresión, esta se había generado por los problemas que viví dentro de mi familia. Intenté llenar mi vacío interno con varias relaciones, pero aun así no lograba sentirme feliz. Tuve a mis hijos pensando que de ese modo hallaría la felicidad, sin embargo, terminé todavía más frustrada, pues ni siquiera tenía para darles de comer. Económicamente, lo que viví era muy deplorable. Sintiéndome un fracaso, pensé en quitarme la mi vida junto con mis hijos. Justo cuando había tocado el fondo del pozo, mi mamá me invitó a la Universal. Tras participar en esa primera reunión, me sentí tranquila. Pero no me conformé con solo sentirme bien, seguí participando y poniendo en práctica con fe las orientaciones que daban en el transcurso del encuentro. De ese modo, con Dios en mi vida, pude vencer la depresión y he salido adelante, ahora con la verdadera felicidad en mí.» – María Jennifer Esteban Reunión del Espíritu Santo Esta historia revela cuál es la clave para tener una vida diferente: tener un pacto, un compromiso con Dios de seguir Su Palabra de ahora en adelante. Ten la seguridad de que Él podrá hacer en tu vida lo inimaginable. Al tomar esta decisión con fe, tienes la garantía de que nada será como antes.


¡La depresion tiene cura!


Te esperamos para poder ayudarte, acércate al Templo de la Fe. O bien, en la Universal más

Commentaires


bottom of page