top of page

«Al morir mi padre comenzaron los tormentos»


«Desde mi infancia crecí viendo discusiones entre mis padres, pero el mayor problema comenzó al morir mi papa. Él solía ser una persona que asistía a casas de limpias y guardaba cosas de brujería en el ropero de su cuarto. Y al partir se empezó a sentir un ambiente tenso en casa, escuchábamos pasos dentro de la casa y en el techo, los trastes se caían, yo veía sombras y al estar a solas sentía que alguien me observaba. Esos problemas desencadenaron en mí, depresión además de que me volví una joven muy rebelde y por ello terminé involucrada con malas amistades y en los vicios. Prefería estar en la calle porque sabía que al llegar a casa empezarían los tormentos espirituales. Pero, gracias a que mi mamá recibió una invitación a la universal, empezó a asistir y, aun cuando al principio estaba en total desacuerdo con eso, después accedí y comencé a acudir a las reuniones, aunque con incredulidad. A pesar de eso, desde la primera vez me sentí diferente, pude tener paz. Perseverando y siendo constante mi pensamiento fue cambiando y dejé las malas amistades, las fiestas y los malos sentimientos que guardaba en mi interior, asimismo, se acabaron los tormentos espirituales, ya no se mueven las cosas en casa ni veo sobras; es un hogar con tranquilidad. Hoy mi vida es completamente diferente.» -Olivia Reyes

Viernes de Liberación Espiritual No existe otra manera para mantenerse protegido, la única opción es estar bajo el cuidado y protección de Dios. Quienes no tienen la armadura del Altísimo están propensos y vulnerables a cualquier ataque. Y a quienes quieren contar con esta protección, y liberarse de la presencia del mal en sus vidas, les hacemos una invitación muy especial: cada semana se lleva a cabo la reunión de Viernes de Liberación Espiritual, un encuentro en donde podrán orientarte sobre tu caso y, por medio de tu fe, recibir la armadura de Dios. Contamos con los siguientes horarios 7:00 a. m., 10 a. m., 12 p. m., 16 p. m., pero especialmente a las 7:30 p.m. Te esperamos en Avenida Cañoto núm. 259, en el primer anillo. O en la Universal más cercana a tu hogar.

Commentaires


bottom of page