top of page

Sirviendo y obedeciendo


«Dios, habiendo hablado hace mucho tiempo, en muchas ocasiones y de muchas maneras a los padres por los profetas, en estos últimos días nos ha hablado por su Hijo» (Hebreos 1:1-2).

Dios habló a través de los profetas, indicando ya la venida de su Hijo para ser el Salvador de todos los que creyeran en Él. Cuando el Señor Jesús vino, nos reveló a Su Padre y nos enseñó a honrarlo y agradarlo siendo siervos y viviendo en obediencia a Su Palabra. Por Ester Bezerra

Commentaires


bottom of page