top of page

Perfecta paz


«Entonces, al atardecer de aquel día, el primero de la semana, y estando cerradas las puertas del lugar donde los discípulos se encontraban por miedo a los judíos, Jesús vino y se puso en medio de ellos, y les dijo: Paz a vosotros.» (Juan 20:19).


Vivimos en días semejantes a estos, en que los que quieren servir a Dios son perseguidos y maldecidos por las autoridades inicuas. Pero el Señor Jesús dejó una paz perfecta para que Sus siervos la disfrutaran.

Por Ester Bezerra


Komentarze


bottom of page