top of page

La mujer de Dios



  • Se cuida, pero no es vanidosa.

  • Acepta el envejecimiento con dignidad.

  • Ama engendrar hijos espirituales.

  • Su familia es quien obedece la Palabra de Dios.

  • Se adapta a cualquier lugar o responsabilidad por amor al Señor Jesús.

  • No solo se compadece de quien sufre, sino que hace algo al respecto.

  • Siempre quiere ser y hacer más para Dios.

  • No tiene miedo de los desafíos.

  • Su único sueño es la salvación.

  • La modernidad no afecta sus valores y principios.

  • No se cansa de hacer el bien.

  • Su carrera es ganar almas.

  • Tiene celo por la obra de Dios.

bottom of page