top of page

El hábito que impide alcanzar el éxito


Algunas personas convierten el desánimo en un mal hábito: empiezan un determinado proyecto, pero, tarde o temprano, terminan desistiendo. Generalmente, cuando el año está por terminar, realizan un balance de todo lo que les sucedió en los últimos meses y establecen metas para la nueva etapa que está por empezar. Sin embargo, pese a que muchas deciden cambiar y adoptar una postura perseverante, la mayoría, fracasa en el intento. Hay muchas razones por las cuales las personas tienden a desistir de sus sueños, pero las dos causas que más predominan son: el cansancio de seguir luchando y los pensamientos negativos que las agobian constantemente. Para vencer este hábito perjudicial, es necesario hacer un pacto con el Señor Jesús. Lea, a continuación, lo que Él dijo:

“… En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, Yo he vencido al mundo.” Juan 16:33

Las dificultades pueden surgir y el diablo puede crear situaciones para que la persona dude, pero, si hay una alianza con el Altísimo, nada ni nadie podrá derribarla. Porque Dios es el que da la fuerza y la capacidad para que Sus hijos realicen sus sueños.

Y usted, ¿ya hizo un pacto con Dios? Participe de la reunión de la Nación de los Vencedores en la Sede Nacional o en la Universal más cercana a su domicilio.

Kommentarer


bottom of page