top of page

Dios Grandioso


«Oh Señor Dios, por eso tú eres grande; pues no hay nadie como tú, ni hay Dios fuera de ti, conforme a todo lo que hemos oído con nuestros oídos» (2 Samuel 7:22).


Ese Grandioso Dios no se puede comparar con nada, es imposible que el hombre encuentre palabras para definirlo. Sus pensamientos son tan altos que nadie puede alcanzarlos. Esta grandeza nos hace sentir pequeños e insignificantes.

Ester Bezerra

Comentarios


bottom of page