top of page

Cuando se habla de temor recuerdo esto


Cada vez que se habla del temor, recuerdo estos versículos:

«Reconócele en todos tus caminos, y Él enderezará tus sendas. No seas sabio a tus propios ojos, teme al Señor y apártate del mal» (Proverbios 3:6-7).

Reconocerlo en todos mis caminos es justamente eso que fue dicho; andar en Su presencia, recordar que Él ve absolutamente todo, a cada instante. Así que no voy a dármelas de experta (ser sabia a mis propios ojos) y hacer solo lo que es correcto delante de los otros. Yo Lo respetaré, Lo consideraré, Le temeré y huiré del mal para siempre, pues Él está conmigo siempre.

bottom of page