top of page

¡Yo soy tu Salvador!


«Me invocará, y le responderé; yo estaré con él en la angustia; lo rescataré y lo honraré; lo saciaré de larga vida, y le haré ver mi salvación.» (Salmos 91:15-16). Dios nos responde de inmediato cuando Lo invocamos, haciéndose presente en los momentos difíciles, librándonos de manera sorprendente y honrando nuestra fe día tras día. Sin embargo, es necesario que Lo reconozcamos como nuestro Salvador. Por Ester Bezerra

Comments


bottom of page