top of page

¿Sabes cuál es el ayuno determinado por Dios?

Prioriza tu vida espiritual, participa en las reuniones de viernes y domingo en la Universal.

Ayunar es el acto de rechazar, negarse a algo de este mundo material, tales como líquidos, alimentos, música, contenidos de televisión, internet y conversaciones inapropiadas. El ayuno, cuando es realizado por el cristiano, lo fortalece en sus batallas y le da las condiciones para que continúe en el camino de la fe. Y como el principal objetivo del ayuno es espiritual, la calidad debe ser observada: permanecer en espíritu, meditando en la Biblia y absorbiendo contenidos espirituales es esencial para alcanzar más fuerza para el cuerpo espiritual. El Ayuno Determinado por Dios Durante el Ayuno de Daniel, que comenzó el pasado 28 de agosto, pasaremos 21 días lejos de las noticias seculares, para enfocar nuestro pensamiento al 100 % en lo que Dios ha dicho en Su Palabra, el tema de esta edición es el Ayuno Determinado por Dios. Es decir, este periodo implica, en su esencia, desconectarse de la información que no es esencial, del entretenimiento, de la información que nos distrae y, por tanto, nos confunde, sobre todo cuando la persona quiere recibir el Espíritu Santo, cuando quiere estar más cerca de Dios. Entonces, el Ayuno de Daniel son 21 días, por medio del cual vamos a tener la información necesaria. Es decir, vas a buscar contenido espiritual que te fortalezca y te acerque a Dios. Pero, nosotros vamos a hacer algo diferente, algo que nunca fue hecho, que es agregar algo a lo que ya hacemos. En Isaías 58:3-11, Dios estaba señalándole al pueblo la motivación equivocada por la cual ellos ayunaban. Entonces, una persona puede hacer una cosa espiritual con la motivación equivocada. «Eso es lo que sucede con algunos, ellos hacen lo que es bueno, tienen una actitud buena, correcta, como está escrito en la Biblia, claro, eso es lo que Dios quiere; pero quieren mezclar una intención equivocada, que no le agrada a Dios. Es ahí cuando ellos se sorprenden porque todo salió mal… Usted tiene que preguntarse: “yo tengo que recibir el Espíritu Santo, pero ¿cuál es mi intención?”, ¿Usted quiere el Espíritu Santo para qué?», explica el obispo Renato Cardoso. Lo que necesitas observar El acto de ayunar no es solo privarse de alimentos, sino actuar con justicia y bondad para con todos, principalmente llevar la libertad del Evangelio que hay en el Señor Jesús a los afligidos y oprimidos por las fuerzas del mal. Dios está diciendo que una de las cosas que Él quiere que la gente haga es romper las ataduras de la impiedad, llevarles la libertad a las personas, liberar a las personas que están esclavizadas por este modo de vivir y la única forma de hacer eso es llevarles la Palabra de Dios. El ayuno que Dios quiere es desatar las ataduras de la impiedad. Cuando dejas que Dios te use para liberar a una persona, estás haciendo el ayuno determinado por Dios. Entonces, lo que vamos a hacer en este ayuno es pensar en lo que puedes hacer por tu prójimo. ¡En lo que resta de estos 21 días vas a pedirle a Dios que te use para ganar al menos un alma! ¿Quieres participar en este Ayuno? Si te gustaría aprender más sobre la fe y cómo mantenerla, así como iniciar este propósito especial del Ayuno de Daniel, participa en las reuniones de viernes y domingo en el Templo de la Fe, en la Avenida Cañoto #259, en el primer anillo. O en la Universal más cercana a tu domicilio.

Comentários


bottom of page