top of page

¿Qué viene después?

Europa enfrenta una grave inestabilidad geopolítica, como se vio solamente en la Segunda Guerra Mundial. La tensión en el continente es tan grande que los precios del gas, combustibles y electricidad ya se han disparado. Por aquí, ya se vive una crisis de refugiados sin precedentes. Son millones de personas de varios países que deambulan sin hogar, atención médica o educación. Es claro que estos números se multiplicarán aún más con el conflicto. ¿Y quién acogerá a estas personas? Los días son malos. Solo no ve la gravedad de los hechos quien vive en un mundo de fantasías. Si los rumores de guerra ya causan tanto dolor, ¿se imagina una guerra de verdad? ¿Qué viene después? No lo sabemos, pero tenemos la fe que nos sustenta y la certeza de que el cielo tiene el control de todo. Oramos por la paz y el entendimiento no solo en los corazones de las personas, sino también en las naciones. A los afligidos y temerosos, les aseguramos que Dios está en Su trono, y nada sucederá sin Su permiso. ¡Confiemos en Él con todas las fuerzas! Por Núbia Siqueira


Yorumlar


bottom of page