top of page

¿Qué son los libros apócrifos?

Lee con atención

Los libros apócrifos son los que no forman parte de la Biblia de los evangélicos. «Apócrifo» significa «oculto» o «sin autenticidad». Por lo tanto, esa palabra hace referencia al contenido dudoso de esos libros. La credibilidad espiritual de ellos no está confirmada. El Antiguo Testamento original fue escrito en hebreo, con algunos fragmentos en arameo. Él corresponde a la Biblia Hebrea, del judaísmo. Son un total de 39 libros, iguales a los que encontramos en la versión bíblica utilizada en la iglesia. Además de esos 39 libros, nosotros también tenemos otros 27 libros que corresponden al Nuevo Testamento. ¿De dónde surgieron esos libros? La historia muestra que entre los siglos III y I antes de Cristo, un grupo de 72 traductores fueron reunidos en la ciudad de Alejandría, en Egipto, en donde tradujeron la Biblia Judía original al griego. No obstante, con el tiempo, los libros apócrifos fueron incluidos en esa traducción, que fue conocida como Septuaginta. Tiempo después, esos libros migraron a la traducción al latín. Sobre los libros apócrifos, el obispo Edir Macedo explica que «cuando la voz de Dios se silenció por cerca de 400 años, la voz del hombre habló alto, generando esos textos. Los apócrifos fueron escritos después de que cesó la inspiración divina, lo que los convierte en literatura secular, hecho comprobado por los judíos, que nunca los aceptaron como canónicos. De la misma forma no hay ninguna mención, ni una referencia, que nos indique que los apóstoles o que la iglesia primitiva aceptaban o reconocían tales libros».

Uno de los argumentos más fuertes para no incluir estos libros es que, tanto el Señor Jesús, en la época que estuvo como hombre en la Tierra, ni sus contemporáneos, en ningún momento citaron pasajes o referencias de autores apócrifos.

Comentários


bottom of page