top of page

¿Qué dicen los desastres naturales sobre el Fin de los Tiempos?


Un nuevo agujero detectado en la atmósfera del Sol puede provocar aumento del viento solar y afectar directamente al planeta Tierra. El fenómeno fue registrado por el Instituto de Geofísica Fairbanks de la Universidad de Alaska, y se considera una región «más fría» del Sol debido a los campos magnéticos unipolares abiertos, por donde escapan las partículas que dan origen al viento solar.

¿Por qué es importante?

Tal fenómeno espacial ocurre cuando el Sol está cerca de su máximo nivel de actividad. Sin embargo, más que un aparente evento natural, sus efectos pueden causarle grandes daños a la humanidad. Según estudios del Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil (Inpe), el agujero coronal es el responsable de la formación de fuertes tormentas geomagnéticas que afectan directamente los medios tecnológicos presentes en la Tierra. De modo que puede destruir objetos como satélites artificiales, interferir en los servicios de telefonía y comunicaciones de radio de alta frecuencia, además de contribuir en la caída de sistemas eléctricos. Aunque el evento aparente ser más un efecto natural, este puede causarle graves daños a la Tierra y aquellos que viven en ella. Las tormentas geomagnéticas pueden impulsar un alto nivel de radiación tan letal como una radiación ocasionada por explosiones nucleares, que afecta también al sistema solar en general. Con esto, la penetración de tales energías genera fuertes riesgos para la salud humana, como la alteración de cromosomas y diversos tipos de cánceres. Entrelíneas

A los ojos de muchos, fenómenos como este son solo consecuencias de los malos hábitos de la humanidad hacia la naturaleza, sin embargo, las Sagradas Escrituras aclaran que en el Fin de los Tiempos sucederán grandes señales que marcarán el fin de todas las cosas (Mateo 24:3). Además de los recurrentes desastres naturales vistos hoy en día, otras señales sutiles son indispensables en el conteo del fin de los días en la Tierra. Falsos testimonios, guerras y noticias de guerras, hambre, pestes, aflicciones, odio y, principalmente, la apostasía de la fe son marcos ya visibles ante los ojos de todos. El mundo está cada vez más cerca del fin. «… porque habrá entonces una gran tribulación, tal como no ha acontecido desde el principio del mundo hasta ahora, ni acontecerá jamás.» (Mateo 24:21).

댓글


bottom of page