top of page

¿Por qué temer?


«¿Por qué he de temer en los días de adversidad cuando la iniquidad de mis enemigos me rodee?» (Salmos 49:5). No hay espacio para el miedo cuando vivimos de fe en fe. Nada ni nadie le quita la paz al hijo de Dios, pues él sabe que su Redentor vive y están con él en todas las situaciones. Por Ester Bezerra

Comentarios


bottom of page