top of page

No hay felicidad sin estabilidad


Los cimientos son los que dan la estabilidad en una construcción, porque nadie construye algo del piso hacia arriba, primero se tiene que cavar para construir los cimientos, porque la casa estará a la intemperie, sujeta al frio, lluvia, movimientos de la tierra, etc. Y lo único que va a garantizar que la casa continue de pie son los cimientos. Lo que muchas personas no entienden es que en esta vida no existe un «soy feliz» si la persona no es estable. De la misma manera, para sea feliz un matrimonio tiene que tener estabilidad, y no se trata de estabilidad financiera, sino emocional, mental, espiritual y de carácter. ¿Cómo saber si soy inestable? Cuando el carácter de la persona no está construido sobre un cimiento fuerte, su pareja no sabe que esperar del otro. Y, carácter es lo que un matrimonio necesita, más que cualquier otra cosa. Porque cuando estás bien aun sin tener lo que otros dicen que necesitas para ser feliz, significa que no eres inestable, pues no dependes de los factores externos. La persona que tiene un carácter inestable, depende de la situación para estar bien, esto la vuelve una persona muy vulnerable. Esta es la razón por la que muchas personas caen en depresión, tienen deseos de suicidio y desisten de ellas mismas. Como el ejemplo de muchas personas que dicen que no se quieren casar por causa de una mala experiencia del pasado. El cimiento de tu interior Necesitas hacerte estas preguntas: ¿Cuál ha sido tu cimiento? ¿Sobre qué te has apoyado? Si eres sincero en tus respuestas, puede que respondan a otras preguntas que te has hecho en tu vida. Pues la base de nuestra vida no pueden ser el dinero, éxito, o esposo(a), porque si pierdes eso, toda tu vida se va a desmoronar. Analízate Cuando la Palabra de Dios es tu base, aunque tu pasado haya sido horrible, sabes que Dios te da una nueva base para reconstruir tu vida. Las personas tienen una idea completamente equivocada de si mismas y empiezan a tener problemas de inseguridad, complejos de inferioridad y se comparan todo el tiempo con los demás. Entonces, mira para tu interior y evalúate, porque cuando miras para los errores de los demás, no te das cuenta de tus propios errores que, muchas veces, contribuyen para el error de las otras personas. La Palabra de Dios como cimiento «Mas el que me oyere, habitará confiadamente y vivirá tranquilo, sin temor del mal.» (Proverbios 1:33). Deshágase de esos cimientos falsos de su vida, tus emociones, creencias y pasado, para colocar la Palabra de Dios como tu base. Porque esa Palabra es más firme que el piso debajo de tus pies, ¿Qué sostiene a la tierra sobre la nada? Es la Palabra de Dios. ¿Quieres saber más? No te pierdas la próxima clase del curso «Mi Reconstrucción 2.0» en la Terapia del Amor en donde aprenderás cómo alcanzar la reconstrucción de tu vida. Participa en este curso que tiene la finalidad de sanar el interior de todos aquellos que están con el corazón lastimado debido a experiencias traumáticas del pasado, tales como relaciones abusivas, traiciones, rechazo, violencia doméstica, abuso sexual o emocional, miedos, complejos, etc. Te invitamos todos los jueves a la reunión de la Terapia del Amor, para que, por medio tu fe, logres transformar tu interior, tu vida sentimental y familiar. Por eso, ¡no faltes!

Comments


bottom of page