top of page

Momento difícil


«Y Él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, caminó sobre las aguas, y fue hacia Jesús. Pero viendo la fuerza del viento tuvo miedo, y empezando a hundirse gritó, diciendo: ¡Señor, sálvame!» (Mateo 14:29-30).

Muchos responden al llamado de Dios cuando dice: «Id y predicad el evangelio a los afligidos y necesitados». Pero cuando llega el momento difícil, encontrando puertas cerradas, sintiendo miedo, encontrando rechazo y desconfianza por parte de muchos incrédulos, se sienten como Pedro hundiéndose, enfocándose en lo que se ve y no en lo que cree, olvidando que tienen la Mano Poderosa de Dios para sustentarlos.

Por Ester Bezerra

Comments


bottom of page