top of page

Mis pies casi deslizaron porque...

“Ciertamente es bueno Dios para con Israel, para con los limpios de corazón. En cuanto a mí, casi se deslizaron mis pies; por poco resbalaron mis pasos. Porque tuve envidia de los arrogantes, viendo la prosperidad de los impíos”. Salmos 73:1-3


“Y si nuestra esperanza en Cristo es solo para esta vida, somos los más dignos de lástima de todo el mundo”. 1 Corintios 15:19


Bình luận


bottom of page