top of page

Más que el cuerpo



«Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados (entonces dijo al paralítico): Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa.» (Mateo 9:6)


El Señor Jesús no vino para salvar el cuerpo. Pero la mayoría solo se preocupa por él, su forma estructural que solo dura alrededor de unos cien años. Se le debe dar atención y priorizar la salvación del alma, que es eterna.

Por Ester Bezerra

Commentaires


bottom of page