top of page

Las personas que leen la Biblia tienen más esperanza


La Biblia es profunda y contiene poder transformador. Por eso, su lectura no debe ser vista como un ritual religioso, sino como forma de alimentar tu fe.

La Palabra de Dios es fuente de vida, paz y esperanza. Eso ya lo sabían los verdaderos cristianos, pero ahora una investigación comprueba cómo leer la Biblia trae consigo beneficios para la vida de las personas.


Lo que necesitas saber


De acuerdo con el informe «State of the Bible», de 2023, de la American Bible Society, las personas que leen la Biblia poseen mucha más esperanza que aquellas que no practican este hábito.

El estudio se realizó con 2671 adultos en 50 estados de Estados Unidos. Y en él se observó que los estadounidenses más «comprometidos con las Escrituras» tenían más esperanza ante los desafíos diarios.

No obstante, el número de estadounidenses dedicados a la Palabra de Dios disminuyó drásticamente desde 2020. En otro análisis se vio que la proporción de lectores de la Biblia disminuyó a medida que los rangos de edad pasaron de adultos a jóvenes, dando los siguientes resultados de porcentaje de usuarios de la Biblia:

  • 48 % de los adultos mayores

  • 46 % de los baby boomers

  • 38 % de la generación X

  • 33 % de la generación del milenio

  • 30 % de la generación Z

En resumen, este año, el número de usuarios de la Biblia representa al 39 % de la población de Estados Unidos. Pero es menor al comparar con el informe de «State of the Bible», que fue publicado en 2011.


¿Sabes cuál es el problema de esto?


Muchas personas creen en Dios, oran e incluso van a la iglesia, pero aún no tienen el hábito de leer la Biblia.

Con dicha actitud, ellas están agradando al mal. A final de cuentas él es el único interesado en que estén distantes de los pensamientos del Altísimo.

Sin la Palabra, no podemos mantenernos en la fe, ni protegernos de sus ataques: «y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres» (Juan 8:32).


«El alimento del espíritu es la Palabra de Dios. Cuando leo un mensaje que viene al encuentro de mi necesidad, mi fe se fortalece, y yo controlo mi carne. Cuando usted sale de la carne al estado espiritual, vive en la dependencia de Dios. Así, usted enfrenta problemas, sin embargo, con una diferencia: sabe en Quién ha creído y que, en el momento oportuno, Él lo va a resolver», explicó el obispo Edir Macedo.

Pero es importante no aferrarse a la idea de que leer y conocer el Texto Sagrado es suficiente para que algo cambie en ti. Tan importante como eso es obedecer lo que Él dice a través de Sus Escrituras. «¿De qué sirve conocer si no practica sus consejos? Usted debe aplicar la Palabra de Dios en su día a día; de lo contrario, el diablo le vencerá al lanzar sobre usted problemas que atacarán directo sobre sus debilidades», agregó.

Comments


bottom of page