top of page

La Promesa que no tarda



«El Señor no se tarda en cumplir su promesa, según algunos entienden la tardanza, sino que es paciente para con vosotros, no queriendo que nadie perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento» (2 Pedro 3:9)

Aunque parezca demorado el cumplimiento de la Palabra de Dios en su vida, crea que Él es fiel para cumplirla. Su Misericordia es infinita para todos, por eso ha sido Longánimo para alcanzar más y más almas arrepentidas para entrar a Su Reino.

Por Ester Bezerra

Commenti


bottom of page