top of page

La indignación del Señor


«Acercaos, naciones, para oír, y escuchad, pueblos; oiga la tierra y cuanto hay en ella, el mundo y todo lo que de él brota. Porque el enojo del Señor es contra todas las naciones, y Su furor contra todos sus ejércitos; las ha destruido por completo, las ha entregado a la matanza.» (Isaías 34:1-2). El mundo también necesita acercarse al Señor hoy, porque se asemeja al mundo de la época del profeta Isaías, lleno de injusticia y maldad. Dios dice que las naciones ya están condenadas por tantas muertes y enfermedades que cometen. Ellas propagan plagas y confusión entre los seres humanos, impulsadas por sus propios intereses y sin tenerlo en cuenta a Él. Por Ester Bezerra


コメント


bottom of page