top of page

La conciencia pura, tanto delante de Dios como de los hombres

«Teniendo la misma esperanza en Dios que estos también abrigan, de que ciertamente habrá una resurrección tanto de los justos como de los impíos. Por esto, yo también me esfuerzo por conservar siempre una conciencia irreprensible delante de Dios y delante de los hombres». Hechos 24:15-16



bottom of page