top of page

La alegría de Dios viene por la mañana


En el libro de Salmos 30:5 está escrito: «Porque Su ira es solo por un momento, pero Su favor es por toda una vida. El llanto puede durar toda la noche, pero a la mañana vendrá el grito de alegría.». Es decir, Dios se enoja, pero Él perdona. Su nombre está por encima de todo, pues Él es el Altísimo, pero también tiene sentimientos. Cuando el hizo nuestra alma, la hizo conforme a la de Él. Cuando Él sopló el aliento de vida en Adán y Eva, Él sopló el alma. Dios nos da vida en toda Su plenitud, en toda Su belleza y Su grandeza. Eso lo puedes observar cuando miras la naturaleza, el mar, los bosques y las flores. Cuando ves a un niño sonriendo, su vida y su inocencia están ahí. El mismo versículo dice: «El llanto puede durar toda la noche, pero a la mañana vendrá el grito de alegría.», y eso es muy fuerte. A veces, la persona dice que su llanto ha durado meses, hasta años, que su vida está llena de lágrimas y de dolor, porque fue rechazada y parece que así va a morir. Pero la verdad es que no es así, el llanto puede durar una noche, pero la alegría viene por la mañana. Muchas personas están gimiendo de dolor, afligidas, heridas y cansadas, pero Dios es compasión, es amor y es misericordioso. Él se enoja con los malvados, con los pecadores, y con los perversos, sin embargo, Él tiene compasión por aquellos que sufren. El Padre eterno cuida de aquellos que no tienen papá ni mamá, que nacieron y fueron arrojados a este mundo. Él viene, extiende Su mano y dice: «El llanto puede durar toda la noche, pero a la mañana vendrá el grito de alegría.». Por lo tanto, mantente firme en aquello que Dios dice y tu vida nunca más será de tristeza y dolor.

Comments


bottom of page