top of page

Hambre de la Palabra


«He aquí, vienen días —declara el Señor Dios— en que enviaré hambre sobre la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír las palabras del Señor.» (Amós 8:11). Ya estamos experimentando eso en nuestros días. Hay personas que necesitan escuchar la Palabra de Dios, mientras que las fuerzas del infierno intentan impedir que sea predicada, incluso usan a las autoridades para ordenarle a los siervos de Dios que no la proclamen. En consecuencia, el pueblo sufre, porque está sediento de la Verdad que libera. Por Ester Bezerra


bottom of page