top of page

Fruto de la carne: Maldición; Fruto del Espíritu: Vida Eterna



No os dejéis engañar, de Dios nadie se burla; pues todo lo que el hombre siembre, eso también segará. Porque el que siembra para su propia carne, de la carne segará corrupción, pero el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará Vida Eterna. Gálatas 6:7-8

Comentarios


bottom of page