top of page

¿Está difícil? Sigue a delante


El ser humano tiene conciencia del tiempo; sabe su edad, que el año tiene 365 días y cuantos años son necesarios para concluir la facultad. Estamos sujetos al tiempo, no tenemos control sobre él. Una de las consecuencias de esto es que, cuando algo lleva mucho tiempo para terminarse nos desanimamos, pues las personas quieren todo inmediatamente. Por eso cuando algo toma tiempo, el ser humano busca atajos. Un ejemplo de eso es que las personas prefieren ver un video de 5 minutos que resuma un tema, que leer un libro, aun sabiendo que la calidad de la información no será la misma. El mundo de Dios es muy diferente, no es posible tomar atajos ni buscar saber todo al instante. Conociendo la naturaleza ansiosa del ser humano, el Señor muestra el primer paso y el resultado final. Ve lo que sucedió en el siguiente caso:

«Vete de tu tierra, de entre tus parientes y de la casa de tu padre, a la tierra que Yo te mostraré. Haré de ti una nación grande, y te bendeciré, engrandeceré tu nombre, y serás bendición.Bendeciré a los que te bendigan, y al que te maldiga, maldeciré. En ti serán benditas todas las familias de la tierra» (Génesis 12:1-3).

Dios le mostró a Abraham la visión final de lo que haría con él y le enseñó a dar el primer paso. Si Él le hubiera revelado todo a Abraham, todo lo que le sucedería, él no habría deseado enfrentar aquellas luchas. Ahora piensa en tu vida, tú enfrentas dificultades y piensas que no tienes más fuerzas para deshacer lo que está mal, pero te sientes así porque estás en medio de la tormenta. No esperabas tribulaciones, pero ellas surgieron y tú te desanimas al verlas. Dios siempre orientó a dar el próximo paso, necesitas esforzarte, levantarte, bañarte, vestirte y hacer lo que debe ser hecho. Tú tienes fuerza y eres tú quien le da órdenes a tu cuerpo. Estás postrado porque tu cabeza te está dando esa orden y la estás aceptando. Usa la fe, haz lo que se tiene que hacer, independientemente de lo que sientes. No mires lo largo del camino, simplemente, continúa en dirección a la victoria que Dios ya te mostró. Hasta hoy, Él fue fiel a Abraham y a todos. Él te será fiel a ti también. Vendrán dificultades, pero sigue adelante, da un paso más en dirección a lo que deseas alcanzar.

Комментарии


bottom of page