top of page

Es momento de sumar fuerzas con Dios


Para poder resolver ciertas luchas y situaciones que se presentan en la vida, la capacidad humana tiene sus límites. Por ejemplo: ¿cuántas personas están teniendo una vida de debilidad total, intentando con las fuerzas de sus brazos levantar o enfrentar algo mayor de lo que ellas mismas pueden soportar? Hacen de todo para resolver el problema de la familia, economía y/o espiritual. O bien, están intentando con sus propias fuerzas levantar un negocio. Trabajan mucho, se despiertan temprano, duermen tarde, no toman vacaciones, son personas esforzadas… El único problema es que solamente lo están intentando con las fuerzas de su propio brazo y no se alían al brazo de Dios. Es necesario recurrir a Dios. Pero ¿por qué es importante hacerlo?

Dios es el Dios de la abundancia, y eso lo podemos constatar cuando analizamos Su Palabra, pues en ella podemos encontrar exactamente lo que Él desea realizar en la vida de cada persona, por ejemplo:

«Si no os abriré las ventanas del cielo, y derramaré para vosotros bendición hasta que sobreabunde» (Malaquías 3:10).

Por lo tanto, es esencial que la persona tenga una alianza con el Altísimo, haciendo que las cosas sucedan, pero, al mismo tiempo, buscando la dirección Divina. Sin embargo, la concretización de tantas promesas no es mediante la capacidad humana. Como ya se dijo, muchos solo dependen solamente de sus propios esfuerzos, y es por eso que viven limitados. No obstante, aquellos que confían en Dios, confían en la acción de Su poder, lo honran a través de Sus primicias y, por ende, logran ver Sus promesas cumplirse en sus vidas. Reunión del Espíritu Santo Este domingo 4 de diciembre, en la Reunión del Espíritu Santo, se llevará a cabo la última consagración del 2022 para los fieles. Podrás participar especialmente a las 9:30 a. m. en el Templo de la Fe: Av. Cañoto #259. O si no, en la Universal más cerca de ti. No olvides invitar a tu familia.

Comments


bottom of page