top of page

Entregar el alma


«Así dice Dios el Señor, que crea los cielos y los extiende, que afirma la tierra y lo que de ella brota, que da aliento al pueblo que hay en ella, y espíritu a los que por ella andan» (Isaías 42:5). Dios creó los cielos y los extendió, distribuyó la tierra y todo cuanto esta produce. Al hombre le dio el aliento para vivir y el espíritu, que es la inteligencia, para sobrevivir en este mundo. Pero el hombre también posee un alma que tiene deseos y voluntades propias. Dios espera que esa alma se entregue a Él, para que el hombre lo honre y lo glorifique con su vida, siendo íntegro, justo y fiel a la Palabra de su Creador. Por Ester Bezerra

コメント


bottom of page