top of page

El alma y el Espíritu juntos en una sola fe a través de la oración

“Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a Tu misericordia; conforme a la multitud de Tus piedades borra mis rebeliones. Lávame más y más de mi maldad, y límpiame de mi pecado. Porque yo reconozco mis rebeliones, y mi pecado está siempre delante de mí.” Salmos 51:1-3


Comentarios


bottom of page