top of page

Domingo 9 de octubre: Santa Cena de la Voluntad de Dios

Participa en la Sede Nacional o en la Universal más cercana

Desde la creación del hombre, Dios siempre tuvo los mejores planes para el ser humano. Sin embargo, no es eso lo que hemos visto en el día a día y, cada vez más, la humanidad vive lo opuesto de aquello que Dios planeó. En medio de tanto sufrimiento, ¿cómo disfrutar de los planes de Dios? Practicando Su voluntad. Pues, cuando obedecemos Sus enseñanzas, atraemos los beneficios de una fe práctica, probando los resultados de una alianza con Él. Por ejemplo, Dios encontró en el corazón de David a alguien alineado con Su corazón, cuya voluntad estaba alineada a Su voluntad. Eso es todo lo que Él necesita para usar a alguien y derribar gigantes. Y es el sacrificio más difícil de hacer, entregarle nuestra voluntad y confiar que la de Él es lo mejor para nosotros. El poder de un pacto Hoy en día al enfrentar una dificultad lo primero que muchas personas hacen es recurrir a sus amigos, familia o personas de confianza. Sin embargo, el ser humano tiene limitaciones y hay cosas que no se pueden resolver con la fuerza del brazo. Entonces, ¿cómo salir de ese problema que parece no tener fin?

Cuando nadie más puede ayudarte, existe una solución: «Y Dios contestó: He aquí, voy a hacer un pacto. Delante de todo tu pueblo haré maravillas que no se han hecho en toda la tierra ni en ninguna de las naciones; y todo el pueblo en medio del cual habitas verá la obra del Señor, porque es cosa temible la que haré por medio de ti.» (Éxodo 34:10).

Cuando asumes seguir y obedecer Su Palabra, ten la seguridad de que Él podrá hacer en tu vida lo inimaginable. Una oportunidad para hacer un pacto con el Señor es este domingo 9 de octubre, pues podrás participar de la Santa Cena de la Voluntad de Dios. Te esperamos, a las 06:30, 09:30, 12, 15 y 18 horas, en la Avenida Cañoto #259, en el primer anillo. O consulte aquí los horarios de la reunión de la Iglesia de su ciudad.


Comments


bottom of page