top of page

Dios honra a los sinceros, aun siendo pecadores...

«Y el Señor dijo a Satanás: ¿No has considerado a Mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal, y que todavía retiene su integridad, aun cuando tú Me incitaste contra él para que lo arruinara sin causa?» Job 2:3


Kommentare


bottom of page