top of page

Dios es nuestro refugio


«En Dios descansan mi salvación y mi gloria; la roca de mi fortaleza, mi refugio, está en Dios. Confiad en Él en todo tiempo, oh pueblo; derramad vuestro corazón delante de Él; Dios es nuestro refugio.» (Salmos 62:7-8). Cuando llegamos al Altar de Dios confiando en el Nombre de Su Hijo Jesús y tomamos posesión del perdón y de la salvación —siendo fortalecidos y afirmados en el Espíritu Santo que somos Sus hijos—, Lo seguimos en la verdad y nos refugiamos en esa fe hasta el último día de vida. Por Ester Bezerra

bottom of page