¡Deléitate en el Señor!


«Pon tu delicia en el Señor, y Él te dará las peticiones de tu corazón. Encomienda al Señor tu camino, confía en Él, que Él actuará; hará resplandecer tu justicia como la luz, y tu derecho como el mediodía.» (Salmos 37:4-6). Cuando nos aferramos con amor al único Dios y nos alegramos en conocerlo y hacer de Él el primero en nuestra vida, Él cumple fácilmente los deseos de nuestro corazón. ¿Qué está esperando? ¡Deléitese en el Señor! Por Ester Bezerra