top of page

"Buscaba de todas formas llenar el vacío que había en mí"


Era totalmente desesperante la situación económica que yo vivía, se presentó la oportunidad de irme a otro país y me fui. Eso generó depresión pues extrañaba mucho a mis hijos, tenía insomnio, escuchaba voces durante las noches, escuchaba la voz de mi mamá y yo sabía que no podía ser ella pues ella ya había fallecido. No quería estar ni un segundo con la luz apagada en la noche, yo sentía que alguien me estaba viendo. Todo el tiempo tenía dolor de cabeza, buscando la forma de calmar el dolor comencé a fumar y cada vez aumentaba el vicio, a aparte se sumó el alcohol. Buscaba de todas formas llenar el vacío que había en mí. Llegué al punto de querer suicidarme con un cuchillo de la cocina, esa era la voz que yo escuchaba: ¡matate, matate! Después me atacó la enfermedad del Asma, todo el tiempo tomaba medicamentos, sufrí tres años por causa de esa enfermedad. Por una invitación llegué a la Iglesia Universal, empecé a hacer las cadenas de liberación y me liberé de la depresión, ya no hay el insomnio, la desesperación, el miedo, las enfermedades, el nerviosismo, el vicio ¡Dios me liberó de todo! Hoy tengo ganas de vivir, gracias a que recibí el Espíritu Santo, llené el vacío que había dentro de mí, porque el Espíritu Santo me dio esa paz. Económicamente estoy bendecida. A través de mi perseverancia hoy soy libre, superé todos los problemas y hoy soy feliz gracias a Dios” nos cuenta la señora Mercedes Mendoza.


Tenga fe, su vida también puede cambiar ¡solo depende de usted! Busque la Universal más cercana a su hogar y empiece a ver las maravillas de Dios en su vida.

Comentarios


bottom of page