top of page

Ayuno de Daniel: Lo que necesitas saber…

Entre los días 11 y 31 de julio tendrá lugar el «Ayuno de Daniel» en todas las Universal. En los tiempos bíblicos, las personas venían de todas partes para adorar a Dios en Jerusalén, en el Templo, y así será también durante este periodo especial.


Lo que necesitas saber…


El mes de julio estará marcado por encuentros especiales en el Templo de los Milagros y en las demás iglesias de la Universal, que se llevarán a cabo del 22 (lunes) al 31 de julio (miércoles). Cada momento de reunión tratará sobre un tema específico. Serán 10 días de avivamiento de fe para quienes participen.

Entonces, ¿cómo debes prepararte? En oración, en espíritu. Comenzaremos el Ayuno de Daniel el 11 de julio y durará hasta el 31 de julio para ayudarnos a prepararnos para estas reuniones.

Cabe recordar que se recomienda llegar, al menos, con una hora de anticipación a cada reunión, ya que todos los encuentros son muy esperados.


Cómo realizar el Ayuno de Daniel


El Ayuno de Daniel se basa en la historia bíblica del profeta Daniel, quien fue llevado cautivo a Babilonia junto con el pueblo de Jerusalén. Daniel era un joven que tenía una verdadera relación con Dios y, por ello, decidió no mezclarse con la idolatría y las malas costumbres que existían en Babilonia (que, en los días actuales, representa nuestro mundo). Tiempo después, realizó un ayuno de 21 días en busca de una respuesta espiritual de Dios, y fue atendido. Del mismo modo, el «alimento» de este mundo es la información: nos enteramos de las noticias terribles que rodean el mundo, la música del momento, los «trending topics» (temas en tendencia, traduciendo al español) de las redes sociales y otros asuntos que no están relacionados con Dios. Es un verdadero bombardeo contra nuestra mente. Por lo tanto, el Ayuno de Daniel es un periodo para apartarnos de todo el «espíritu del anticristo» (los pensamientos originados por el mal contenidos en este mundo) que puede venir incorporado en dichos mensajes; por lo que en este periodo nos enfocaremos en la Palabra de Dios. Entonces, durante el Ayuno de Daniel, alimentaremos nuestra alma con todo lo que viene del Espíritu Santo.

Comments


bottom of page