top of page

Ayuda siempre presente


«Me invocará, y le responderé; yo estaré con él en la angustia; lo rescataré y lo honraré.» (salmos 91:15). Dios se alegra cuando vivimos en Su dependencia. Cuando Lo invocamos, Él enseguida nos responde. Su Presencia es constante para mostrarnos la salida en los momentos de angustia. Él nos vuelve libres de todo peso, nos hace livianos y, así, podemos exaltarlo y glorificarlo por Sus maravillas. Por Ester Bezerra


Comments


bottom of page