top of page

Amor sin justicia es desamor


La Biblia dice en Juan 3:16: «Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, mas tenga vida eterna.». También afirma en 1 Juan 3:1: «Mirad cuán gran amor nos ha otorgado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; y eso somos. Por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a Él.».

Dios sacrificó Su mayor tesoro por amor a la humanidad, pero solamente quien obtiene el amor de Dios entiende esa expresión en su esencia. Su amor es inconmensurable y solo quien tiene el Espíritu Santo puede comprender la grandeza que Él tiene. ¿Una persona que tiene un hijo, por ejemplo, consigue imaginar ponerlo en el Altar en favor de personas ingratas? Humanamente eso es incomprensible. Y el Señor Jesús fue puesto en la cruz en favor de todos y, a pesar de eso, muchas personas diariamente Lo desprecian. Sin embargo, de la misma manera que el Señor Jesús nos ama, Él también exige justicia. Por lo tanto, cualquier tipo de amor que huya de la justicia y de lo que es correcto no puede considerarse amor.

Existen personas que viven en el error y aun así quieren exigirle a Dios las bendiciones, pero ¿qué han hecho para que Dios les extienda las manos? ¿Tienen derecho a exigir justicia los que viven en la injusticia? El amor de Dios es justo, ordenado, disciplinado y recto. Dios se sentará en Su trono y juzgará a uno por uno, de acuerdo con lo que nos ha enseñado e instruido durante nuestra vida en la tierra. Comprende que el verdadero amor que nace con Dios sucede con orden y justicia. Jesús dijo que feliz es aquel que tiene hambre y sed de justicia, porque solamente ellos serán saciados.

Комментарии


bottom of page