top of page

Alégrense en el Señor


«Alégrense, oh justos, en el SEÑOR; a los rectos es hermosa la alabanza» (Salmos 33:1). Para aquellos que guardan impurezas en el corazón —como rencores, resentimientos, discordia, rebeldía, malos ojos, lascivia, malicia, avaricia y muchos otros sentimientos impulsados por el mundo—, no es hermosa la alabanza, pues la dicen de labios para afuera, pues en su corazón no alaban a Dios. Por Cristiane Cardoso


Comments


bottom of page